| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios de...
 Acerca de Dios
 Días festivos ocultos
 Días Santos de Dios
 El Sábado
 La Pascua
 Panes sin Levadura
 Pentecostés
 Doctrina
 ¿Jerarquía en la Iglesia?
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 SERIES
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo
Tablas
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Tres días y tres noches en la tumba
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Los últimos 7 años
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Días festivos ocultos
Atrás
¿Deben celebrar los Cristianos Easter (domingo de resureccion)?

¿Deben los cristianos celebrar Easter

 [Domingo de pascua o de resurrección]?

 

Conejos que ponen huevos, servicios a la salida del sol, la Cuaresma—costumbres muy raras. ¿Qué tiene que ver esto con la resurrección de Jesús, de todas formas?

¡Quizás existe algo que no le han dicho!

 

 

por

Philip Neal

www.iglesiadedioscristianaybiblica.org

 

 

Nota: Todas las Escrituras han sido traducidas de The Holy Bible In Its Original Order (La Santa Biblia en Su orden Original), primera edición.

 

Millones de profesantes cristianos se levantarán mas temprano el domingo de pascua—solo para poder participar en un “servicio local a la salida del sol”, ostensiblemente honrando la resurrección de Jesús. Más tarde ese día, los niños pequeños buscarán huevos de pascua hermosamente decorados, supuestamente puestos por un conejo de Pascua. Por supuesto los católicos, semanas antes comenzaron la temporada con la Cuaresma, un periodo de 40 días de abstinencia y “lamentación” dirigiéndose al domingo de pascua o resurrección.

    

¿Qué significa todo esto? ¿Dónde está la conexión bíblica del domingo de Pascua con la resurrección de Jesús? ¿Y por qué Jesucristo no le enseñó a Sus discípulos a observar el domingo de pascua?

 

Pregúntele al cristiano común por qué ellos retienen tan peculiares creencias o prácticas y probablemente recibirá una pálida mirada fija. Algunos dirán, “Es una tradición.” o “La iglesia enseña esto.” Pero el hecho es que la mayoría de las personas no tienen ni idea del origen de lo mucho que ellos abrazan como verdad. Típicamente, la gente simplemente acepta lo que se les ha dicho—sin pensar.

    

¡El resultado es que muchos “cristianos,” sin saber se encuentran a si mismos participando en lo que en realidad son antiguas tradiciones fundadas en religiones misteriosas que florecieron miles de años antes de Cristo!

 

El increíble origen histórico de Easter [Domingo de Pascua]

   

Viene como una sorpresa para muchos el saber que el único lugar en la Biblia King James que siquiera menciona la palabra “Easter”—Hechos 12:4— es una gravísima mal traducción. Aquí la palabra griega Pascha (traducida como Easter en la KJV, versión inglesa) siempre significa “Pascua” o sea “pasar sobre”. Este error ampliamente reconocido en el inglés ha sido corregido en todas las traducciones modernas. Refiriéndose al pasaje, Las notas de Barnes comenta que “nunca hubo una traducción mas absurda que esta.”

 

Así que, si no existe una base bíblica para el domingo de pascua/Easter, ¿Dónde y cómo se originó esto?

 

Sorprendentemente, el domingo de pascua/Easter tiene sus raíces en las religiones antiguas paganas politeístas. Incontables libros escritos por eruditos y materiales de referencia documentan el desarrollo del domingo de pascua/Easter—claramente demostrando que es de origen completamente pagano.

 

En su libro, Come Out of Her My People [Sal de Ella Mi Pueblo], el Dr. C.J. Koster, escribe: “El tópico entero sobre Easter [Domingo de pascua], su domingo enfatizado, y sus símbolos paganos y ritos, tales como servicios de pascua a la salida del sol, es coronado por la admisión general de que la palabra ‘Easter’ es derivada del nombre de una diosa, la diosa del amanecer, la diosa de la primavera, la diosa de la fertilidad.

“Easter [Domingo de pascua] tuvo un origen pre-cristiano, es decir [involucrando] un festival [observado] en honor a Eostre, la diosa  teutónica del amanecer... Esta Eostre también era conocida como la diosa primaveral de la fertilidad. [Como] otra forma de adoración al sol... Eostre, también llamada Eastre, Eostre u Ostara, fue adaptada por o se unió al cristianismo. Esta misma diosa del amanecer también era bien conocida... [como] la diosa asiria Istar, diosa de la mañana” (énfasis añadido). (Koster, Dr. C. J, Come Out of Her My People, Institute for Scripture Research, South Africa, 1998; pp. 24, 27.)

 

En el antiguo Medio Oriente, la gente estaba profundamente conectada con la tierra y el ciclo natural de la agricultura. La fertilidad de la tierra era la clave para la supervivencia. La primavera del año era altamente anticipada—cuando la productividad y la fertilidad regresaban después de inviernos largos y desolados. Muchas culturas celebraban la venida de la primavera con una parte integral de la  adoración a sus dioses o diosas, particularmente aquellas asociadas con la fertilidad.

 

Koster añade que los huevos y conejos eran símbolos comunes de la fertilidad, y que la diosa Easter no “era solamente diosa del amanecer sino también diosa de la primavera con todos sus símbolos y ritos de fertilidad.” (Koster, p. 25.)

 

La Enciclopedia Americana declara que la palabra Easter esta “derivada de Norse Ostara o Eostre, significando el festival de primavera...cuando la naturaleza resucita después del invierno. De aquí los conejos, notables por su fecundidad, y los huevos, coloreados como rayos del sol que está regresando.” (The Encyclopedia Americana, 1956 edition, p. 506). De acuerdo a la Enciclopedia Católica, una gran cantidad de costumbres paganas celebrando el retorno de la primavera gravitaron a Easter.... El conejo es un símbolo pagano y siempre ha sido un emblema de fertilidad” (énfasis añadido). (The Catholic Encyclopedia, vol. 5, p. 227.)

 

Alexander Hislop, en Las dos Babilonias, escribe que Easter “no es un nombre cristiano. Lleva sus orígenes caldeanos sobre su propia frente. Easter no es nada [más] que Astarte... la reina del cielo, cuyo nombre, tal como era pronunciado por la gente de Nínive, era evidentemente idéntico con lo que ahora es comúnmente usado en este país [Inglaterra]. Ese nombre, tal como es hallado... en monumentos de Asiria, es Istar.” (Hislop, Alexander, Las dos Babilonias, p. 103). En otras palabras, ¡los antiguos asirios pronunciaban Istar en la misma forma que nosotros hoy pronunciamos Easter!

    

El origen de Easter [hoy llamado domingo de Pascua o de resurrección] sin embargo, es en realidad algo bien antiguo—remontándose a la bíblica Torre de Babel post-diluviana. Nimrod—quien se paró en oposición al verdadero Dios del cielo (Génesis 10:8-9)—fue el fundador clave de la antigua “religión misterio babilónica.” Después de su muerte, su esposa, la reina Semiramis, estuvo determinada a mantener su “religión” al deificarlo como el dios sol. Luego Semiramis dio luz a un hijo ilegítimo, Tamuz (también conocido en la cultura griega como Adonis), quien ella declaró ser en realidad Nimrod renacido. Semiramis misma fue deificada como “la reina del cielo.” Fred Coulter, en Días festivos ocultos o Días Santos de Dios—¿Cuáles? escribe que Easter es en parte una tradición que “celebra el retorno de Semiramis a su forma reencarnada como la diosa de Primavera...La diosa babilónica Istar... es otro seudónimo para Semiramis, la esposa de Nimrod, y el verdadero fundador del culto babilónico.” (Coulter, Fred R., Occult Holidays or God’s Holy Days—Which?, York Publishing, 2006; p. 55.)

   

Tamuz es muy importante también para el amalgame de Easter. Siguiendo su muerte prematura a la edad de 40 años, una tradición comenzó en la cual él moría y era resucitado cada primavera. Coulter dice que, “el conejo de Easter y el huevo de Easter simbolizan la unión sexual que produjo a Tamuz, el hijo y falso mesías de Semiramis, la reina del cielo... El hijo de Nimrod, Tamuz era el antiguo falso mesías que supuestamente moría y era resucitado cada año.” (Coulter, pp. 56, 61). Ciertamente, un drama obvio de muerte y resurrección reaparece en muchas religiones paganas. Parece que antiguamente Istar y Tamuz fueron ambos envueltos en un ciclo de muerte mitológica y resurrección—una como la diosa luna de la primavera y fertilidad, y la otra como la figura del mesías dios sol—haciéndolos los perfectos precursores de la moderna tradición de Easter. De acuerdo a Coulter, los servicios a la salida del sol se originaron con el sacerdocio babilónico para apresurar simbólicamente la resurrección de ambos. (Coulter, p. 56.)

 

Históricamente, lamentos eran sostenidos por 40 días para el fallecido Tamuz, un día por cada año de su vida. El periodo terminaba, por supuesto, temprano en la primavera con su “resurrección”. Hislop escribe, “Los cuarenta días [de] abstinencia de la Cuaresma fue directamente adaptado de los adoradores de la diosa babilónica [Istar].” (Hislop, p. 104). ¿Es una mera coincidencia que el “cristianismo” Ortodoxo de hoy practica una costumbre peculiarmente similar—los 40 días de lamentación y abstinencia de la Cuaresma dirigiéndose a Easter [Domingo de pascua]?

 

Sir James Frazer, autor de The Golden Bough [La Rama de Oro], añade esto, “La pena de los adoradores era convertida en gozo...La resurrección del dios [Tamuz] era celebrada por sus discípulos como una promesa de que ellos también tendrían victoria sobre la corrupción de la tumba.” (Frazer, James, The Golden Bough, p. 350). Note el extraño paralelo entre la así llamada “resurrección” de Tamuz y la enseñanza bíblica sobre la resurrección de los santos (Romanos 6:5; I Corintios 15:12; etc).

 

Como se deslizó Easter en la Iglesia Ortodoxa

 

      Considerando su evidente origen pagano, ¿Exactamente cómo encontró Easter su camino dentro del Cristianismo? La respuesta tiene que ver con el sincretismo—la reconciliación o unión de diferentes sistemas de creencia. Después de la muerte de los apóstoles, la Iglesia empezó a crecer rápidamente entre los gentiles, particularmente en el Oeste. Después de varias décadas, la iglesia en Roma—ahora apóstata pero poseyendo un poder político y económico considerable—llegó a ser dominante. Determinada en traer las masas de paganos hacia la iglesia, los líderes Ortodoxos en Roma fueron cuidadosos de no forzarlos a abandonar sus celebraciones idólatras. Astutamente, los líderes de la iglesia encontraron una manera para mezclar varias costumbres antiguas y prácticas paganas—y luego aplicarlas a las doctrinas cristianas. Easter en sí mismo es una gran convergencia de varias tradiciones paganas aplicadas a la muerte y resurrección de Jesús.

 

Koster, por ejemplo, escribe que “festivales fueron celebrados [por paganos], con los ritos de Adonis o de Tamuz...[y con] el Mesías [del Cristianismo] muerto y resucitado siendo asimilado por la celebración pagana del muerto y resucitado Adonis (Tamuz)” (énfasis añadido). (Koster, p. 25.)

 

Refiriéndose a la fusión de la Pascua bíblica con celebraciones paganas de primavera, Hislop escribe: “Para conciliar a los paganos al Cristianismo nominal, Roma, persiguiendo su política usual [de sincretismo], tomó medidas para amalgamar los festivales cristianos y paganos, y por un ajuste complicado pero hábil del calendario, se halló que no fue un asunto difícil, en general, tener el paganismo y el cristianismo—ahora bien hundido en la idolatría—en esto como en muchas otras cosas, dándose la mano.” (Hislop, p. 105.)

 

Concerniente al sincretismo de Easter, Frazer dice: “Cuando pensamos en cuan a menudo la Iglesia ha hábilmente ideado plantar las semillas de la nueva fe [cristiana] sobre las antiguas creencias del paganismo, podemos conjeturar que la celebración de Easter del Mesías muerto y resucitado fue injertada a una celebración similar del muerto y resucitado Adonis...Tomadas juntas, las coincidencias de los festivales cristianos con los paganos son demasiado cercanas y demasiado numerosas para ser accidentales. Ellos marcan el compromiso que la Iglesia... fue obligada a hacer...” (énfasis añadido). (Frazer, pp. 345, 261). Frazer añade que “la Iglesia pudo haber conscientemente adaptado el nuevo festival [de Easter] de su predecesor pagano por amor de ganar almas para Cristo.” (Frazer, p. 359.)

 

La Iglesia Católica también usa el término Cristianización para describir esta mezcla de ritos paganos con prácticas cristianas.

 

Easter se convierte en un día de fiesta “oficial” de la iglesia

     

Como Easter ganó popularidad—y la iglesia Romana creció en influencia— una controversia larga y amarga se desarrolló entre aquellos fieles en el oriente que retenían la Pascua y aquellos en el occidente que preferían Easter. El tema se confrontó alrededor del año 197 d.C., cuando Policrates de Asia Menor hizo una visita formal a los líderes de la iglesia romana. En La Historia Eclesiástica, el muy conocido historiador de la iglesia Eusebio escribe: “Una pregunta de gran importancia surgió en aquel tiempo. Para las parroquias de toda Asia, por una tradición antigua, mantenían que el día 14 de la luna [nueva]... debería ser observado como la fiesta de la Pascua del Salvador.... Los obispos de Asia, dirigidos por Policrates, decidieron mantener la antigua costumbre entregada a ellos. Él mismo, en una carta que envió a Víctor [el obispo de Roma] y a la iglesia de Roma, expuso en las siguientes palabras la tradición la cuál había recibido: ‘Nosotros observamos el día exacto [ordenado en la Escritura]; ni añadiendo, ni quitando. Porque en Asia también grandes luces han caído dormidas, las cuales resucitarán nuevamente en el día de la de venida del Señor, cuando él vendrá con gloria desde el cielo, y buscará a todos los santos. Entre ellos está Felipe, uno de los doce apóstoles... y además, Juan, quien fue ambos un testigo y un maestro, quien se reclinó en el pecho del Señor... y Policarpo en Esmirna, quien fue un obispo y mártir.... Todos estos observaron el día 14 de la Pascua según el Evangelio, no desviándose en ninguna manera, sino siguiendo la regla de fe.’ ” 

 

         Pero los esfuerzos romanos para inducir a aquellos de oriente a abandonar la observancia de la Pascua de la Biblia no tuvieron éxito. Como La Enciclopedia Americana señala, los “Cristianos primitivos eran judíos y la tradición hebrea [de la Pascua] era poderosa en sus mentes. Un partido de tales conservadores [dirigidos por Policrates] conocidos como los Quartodecimanos presionaron por una continuación de la Pascua judía... aun al punto de rebelión, pero ellos fueron rechazados por la Iglesia [romana] como un todo…” (Quartodecimanos viene de la palabra Latina para “14avo”—y fue el nombre dado a aquellos quienes seguían la ordenanza Bíblica para observar la Pascua en la noche del día 14).

 

En su libro, From Sabbath to Sunday [Del Sábado al domingo], Samuele Bacchiocchi escribe sobre este tiempo: “Por un lado, el obispo Victor de Roma defendió la costumbre del domingo de Easter o pascua... y amenazó con excomulgar a las comunidades Cristianas rebeldes en la provincia de Asia [Menor] que rehusaron seguir sus instrucciones. Por el otro lado, Policrates obispo de Efeso y representante de las iglesias de Asia, fuertemente defendió la fecha tradicional de la Pascua de Nisan 14. Policrates... rehusó ser asustado para someterse a las amenazas de Víctor de Roma.”

 

         Cuando Policrates firmemente rehusó ponerse en acuerdo con las demandas de la  iglesia de Roma, Víctor procedió a excomulgarlo—igualmente a todos los cristianos que continuaron observando la Pascua bíblica. La excomunión, tal como fue hecho, no tenía autoridad; nada cambió en realidad, solamente que oriente y occidente se separaron aun más lejos en muchos otros asuntos.

 

Con el tiempo, sin embargo, la controversia de la Pascua contra Easter llegó a ser central; la iglesia de Roma en el fondo vio esto como una prueba de su autoridad. Koster continúa la historia: “La disputa sobre la Pascua entre la iglesia occidental y los creyentes mas adheridos a las Escrituras de la iglesia del Cercano Oriente, finalmente fue resuelto en el Concilio de Nicea por Constantino en el año 325 [d.C.], donde fue decidido que Easter debería ser observado en el día domingo [en inglés, Sun-day—día del sol]... [Con] Constantino liderando, el Concilio de Nicea decidió rechazar [la Pascua]... en favor de Easter en un domingo... Constantino exhortó a todos los obispos a aceptar [la observancia del domingo de Easter].”

 

Con la autoridad del emperador de Roma detrás de esto, Easter pronto llegó a reemplazar la Pascua bíblica dentro del “Cristianismo” visible y organizado. Los cristianos verdaderos y fieles fueron forzados a irse en secreto para poder continuar su observancia de la Pascua bíblica.

 

¿Están las Escrituras calladas acerca de Easter?

 

Mientras claramente no hay ningún apoyo bíblico para Easter, las  Escrituras en realidad tienen mucho que decir en contra de Easter—directa e indirectamente. Muy interesantemente, la diosa Astarte de Babilonia—y la diosa de Asiria Istar—son referidas docenas de veces en el Antiguo Testamento usando la palabra hebrea  Astarot (Asera). Por ejemplo, mire lo siguiente, “Y los hijos de Israel hicieron lo malo a la vista del Señor y olvidaron al Señor su Dios, y sirvieron a los Baales y a las Aserás” (Jueces 3:7). Este versículo puede ser fácilmente  traducido, “¡y sirvieron a los Baales y a Easter!”

 

Casi todos los eruditos están en acuerdo que Asera es ninguna otra que Astarte—también conocida como “la reina del cielo.” Note el versículo de Jeremías 7:18: “Los hijos recogen leña, y los padres encienden el fuego, y las mujeres amasan la masa, para hacer tortas a la reina del cielo y para derramar ofrendas de bebida a otros dioses, para provocarme a ira.” El versículo 10 llama esa práctica una “abominación.”

 

El Comentario de la Biblia de Jamieson Fausset & Brown dice esto sobre Jeremías 7:18: “Las tortas eran hechas de miel, harina fina, etc, en una forma redonda aplanada para tener la semejanza del disco de la luna, a la cual eran ofrecidas.... Los Fenicios llamaban la luna Astoret o Astarte: la esposa de Baal o Moloc, el rey de lo cielo. El par de deidades varón y hembra simbolizaban los poderes generadores de la naturaleza...”

 

Las tortas ofrecidas a la reina del cielo—Astarte/Istar—¡son los “bollos calientes en forma de cruz” del “Cristianismo” Católico de hoy! Koster añade, “Los ‘bollos’ ya estaban siendo usados para la reina del cielo 1,500 años antes de la era Cristiana....Aún su forma redonda... con la cruz encima representa exactamente el mismo símbolo antiguo del sol, es decir la cruz con un círculo alrededor. Este fue especialmente conocido como el símbolo del dios sol babilónico.”

 

Sorprendentemente, “los servicios a la salida del sol” están mencionados en la Biblia también—pero solo en una manera negativa. Al profeta Ezequiel le fue mostrado, en una visión, una profecía muy importante con respecto a los pecados del pueblo de Dios—en ese tiempo y ahora. “También me dijo: ‘Verás abominaciones mayores que las que están cometiendo.’ ” Y me trajo a la entrada de la puerta de la casa del SEÑOR, hacia el norte. Y he aquí, mujeres estaban sentadas allí lamentando por Tamuz—¡la figura falsa mesiánica que muere y es resucitada cada primavera!—“Y me dijo, ‘¿Has visto esto, Oh hijo de hombre? Verás abominaciones mayores que estas.’ Y me trajo dentro de la corte interna de la casa del SEÑOR, y he aquí, a la entrada del templo del SEÑOR, entre el pórtico y el altar, estaban alrededor de veinticinco hombres con sus espaldas hacia el templo del SEÑOR y sus caras hacia el oriente; y adoraban al sol hacia el oriente. Y me dijo, ‘¿Has visto, Oh hijo de hombre? ¿Es esto cosa ligera para la casa de Judá hacer las cosas odiosas que hacen aquí?...”  (Ezequiel 8:13-17).

 

¿Podemos empezar a poner las piezas del rompecabezas en su sitio, Asera, la “reina del cielo” con sus tortas; la adoración del sol, Tamuz—y ver que el Easter “cristiano” ha sido ideado usando mitos antiguos, y que no es nada más que una abominación pagana?

 

Considere la advertencia de Dios hacia Israel mientras ellos poseían la tierra que El les había prometido: Sean cuidadosos de observar y obedecer todas estas palabras las cuales les mando… Cuando el SEÑOR su Dios corte las naciones delante de ustedes, a donde van a poseerlas, y tomen su lugar y vivan en su tierra, presten atención a si mismos que no lleguen a estar atrapados por seguirlas, después que sean destruídas de delante de ustedes, y no pregunten acerca de sus dioses, diciendo, ‘¿Cómo sirvieron estas naciones a sus dioses para que yo pueda también hacer de la misma manera?No harán así al SEÑOR sú Dios, porque cada abominación al SEÑOR, las cuales El odia, ellos han hecho a sus dioses… Cualquier cosa que les mando, sean cuidadosos de hacerla. No adicionarán a ésto, ni quitarán de esto.(Deuteronomio 12:28-32).

 

Dios le dice a los Cristianos, “No aprendas el camino de los paganos…” (Jeremías 10:2)—¡ni tampoco menciones los nombres de sus dioses! (vea Éxodo 23: 13). El apóstol Pablo escribió: No estén unidos desigualmente con incrédulos. Porque ¿Qué tienen en común la justicia y la ilegalidad? Y ¿Qué compañerismo tiene la luz con la oscuridad? Y ¿Qué unión tiene Cristo con Belial? O ¿Qué parte tiene un creyente con un incrédulo? Y ¿Qué acuerdo hay entre un templo de Dios y los ídolos? Porque ustedes son templo del Dios vivo, exactamente como Dios dijo: ‘Viviré en ellos y caminaré en ellos; y seré su Dios, y ellos serán Mi pueblo. Por tanto, salgan de en medio de ellos y sepárense,’ dice el Señor, ‘y no toquen lo impuro, y Yo los recibiré” (II Corintios 6:14-17).

 

¿Creemos en verdad estas evidentes escrituras? Claramente, un verdadero cristiano nunca puede mezclar lo que es de Dios con lo que es pagano—¡o la verdad con la mentira! Porque Dios solamente puede ser adorado con un espíritu de verdad (Juan 4:24). 

 

Jesucristo solo dio una señal de que Él era el Mesías

 

      La tradición de hoy llamada Easter se desarrolla alrededor de una crucifixión en la tarde de un “Viernes Santo” y una resurrección a la salida del sol en un domingo de pascua o Easter. Lo que la mayoría de los “Cristianos” fallan en entender es que éste escenario amenaza con invalidar la única señal que Jesús dio como la evidencia de que Él era el Mesías—que Él estaría en el sepulcro exactamente tres días y tres noches. “Porque así como Jonás estuvo en la barriga del gran pez tres días y tres noches, en la misma manera el Hijo de hombre estará en el corazón de la tierra tres días y tres noches.” (Mateo 12: 40).

 

Usted no tiene que ser un genio en la matemática para ver que de la tarde del viernes hasta el Domingo por la mañana—¡no hay tres días y tres noches! Entonces, con esto solamente, Easter es mostrado ser un fraude.

 

Además, la Escritura en ningún lugar instruye a los cristianos a honrar la resurrección de Jesús. Sino, somos ordenados a conmemorar Su muerte a través de la Pascua bíblica (vea Lucas 22:19-20; I Corintios 11: 23-26; etc). De nuevo, Easter—el cual se enfoca en la resurrección de Cristo—es probado ser falso.

 

Con todo esto hay que hacer las siguientes preguntas: ¿Qué dios en verdad está siendo honrado por la celebración de Easter/domingo de Pascua? ¿Quién es el verdadero salvador detrás de la tradición del domingo de Pascua/Easter? ¿Será el Jesús de la Biblia? ¿O será que el Cristianismo tradicional sin saberlo, este adorando a un falso salvador—a otro “Jesús”?

 

Se ha dicho que “la falsificación más peligrosa es la que más se parece a la verdad.” El falsificador maestro es Satanás el diablo, “el dios de este mundo” (vea II Corintios 4:4)—y él está engañando al mundo entero (Apocalipsis 12:9).

 

¿Podría usted también estar engañado?

 

Atrás
Libro recomendado
Otros libros
 El día que Jesús el Cristo murió - Fred R. Coulter
 Los tiempos señalados de Jesús el Mesías - Fred R. Coulter
 Señor, ¿Qué debería hacer? Primera Edición - Fred R. Coulter
 ¿Señor, qué debo hacer yo? Segunda Edición - Fred R. Coulter
 Las dos Babilonias - Alexander Hislop
Estudios de...
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 CBCG
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 Biblia Versión Fiel en linea (en Inglés)
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 1442
Hollister, California 95024-1442
© 2009-2014 www.iglesiadeDioscristianaybiblica.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones