¿Cuando nació Jesucristo?

 

Por

Fred R. Coulter

www.iglesiadedioscristianaybiblica.org

 

 

Nota: Todas las Escrituras han sido traducidas de The Holy Bible In Its Original Order (La Santa Biblia en Su orden Original), primera edición.

 

 

La fecha del nacimiento de Jesucristo ha sido un tema de controversia por siglos. Varias teorías ubican el año de Su nacimiento en un rango desde el 6 a.C. hasta el 1 d.C. Con respecto a la temporada del año, la mayoría cree que Él nació en el invierno. Algunos aseguran que Él nació en la primavera, mientras otros creen que nació en el otoño. Aún otros están inclinados a sacudir sus hombros, declarando que no saben y que verdaderamente no les importa. Mientras algunos teólogos declaran que no es posible saber cuando nació Jesús, ellos aceptan diciembre 25 como el día para celebrar Su nacimiento. Ellos argumentan que la fecha o la temporada no es tan importante como acordarse del acontecimiento.

 

Aunque una abundante evidencia bíblica e histórica demuestra que Jesús no nació en Diciembre 25, la mayoría de los que profesan ser cristianos todavía observan esta fecha como Su cumpleaños. Pocos caen en cuenta que esta observancia esta basada en una antigua tradición pagana que pre-existía por miles de años antes del nacimiento de Jesucristo. Costumbres antiguas de origen pagano entraron en las iglesias cristianas muchos siglos atrás y ahora son vistas como una parte esencial de la adoración cristiana. La mayoría de las iglesias de hoy piden a sus miembros que participen libremente en las costumbres populares de la temporada de Navidad.

 

Mientras están supuestamente honrando el nacimiento de Jesucristo, la observancia tradicional de la Navidad en realidad distorsiona la historia bíblica de Su nacimiento e ignora el propósito revelado de Su venida a la tierra en la carne. Su nacimiento es, en verdad, la piedra angular principal y la fundación del verdadero Cristianismo. El nacimiento de Jesucristo cumplió un gran número de profecías que están registradas en el Antiguo Testamento. Un entendimiento correcto de las circunstancias verdaderas de Su nacimiento proveerá un entendimiento más profundo sobre el significado de Su vida y el propósito de Su venida.

 

Los hechos bíblicos e históricos concernientes al nacimiento de Jesucristo están disponibles para todos los que están deseando examinarlos. Estos registros claramente revelan el año, la temporada y el día aproximado del nacimiento de Jesucristo.

 

Jesús nació durante el reinado de Herodes el grande

 

El Evangelio de Mateo registra que el nacimiento de Jesucristo ocurrió durante el reinado de Herodes el Grande. Cuando Herodes oyó que el profetizado rey de los judíos había nacido, temió que los judíos empezarían una rebelión contra su dominio. La cuenta de Mateo dice: “Después que Jesús había nacido en Belén de Judea, en los días de Herodes el rey, he aquí, magos del oriente llegaron a Jerusalén, diciendo, ‘¿Donde está aquel que ha nacido Rey de los judíos? Porque hemos visto Su estrella en el oriente, y hemos venido a adorarle.’ Pero cuando Herodes el rey escuchó esto, se turbó, y toda Jerusalén con él.” (Mateo 2:1-3).

 

Deseando matar al infante rey, Herodes mandó buscar a los escribas y los principales sacerdotes a Jerusalén para preguntarles donde nacería el Mesías de acuerdo a las profecías del Antiguo Testamento. Una vez que supo que Cristo estaba profetizado nacer en Belén, Herodes instruyó a los magos que regresaran para informarle una vez lo hubieran encontrado. Pero Dios intervino por medio de un sueño dado a José, para prevenir que Herodes le hiciera dañó al joven Jesús: Y después de oír al rey, [ellos, los magos] partieron; y he aquí, la estrella que habían visto en el oriente iba en frente de ellos, hasta que vino y se paró sobre la casa donde estaba el pequeño niño. Y después de ver la estrella, se alegraron con excesivo gozo. Y cuando habían entrado a la casa, encontraron al pequeño niño con María Su madre; y se inclinaron y lo adoraron; luego abrieron sus tesoros y le presentaron sus regalos—oro e incienso y mirra. Pero siendo divinamente instruidos en un sueño no volver a Herodes, regresaron a su propio país por otro camino. Entonces después que habían partido, he aquí, un ángel del Señor apareció a José en sueños, diciendo, ‘Levántate y toma al pequeño niño y a Su madre, y escapa a Egipto, y permanece allá hasta que yo te diga; porque Herodes esta a punto de buscar al pequeño niño para destruirlo.’ Y él se levantó de noche y tomó al pequeño niño y a Su madre, y fue a Egipto. Y estuvo allá hasta la muerte de Herodes…’ ” (Mateo.2: 9-15).

 

El registro de Mateo de estos eventos indica que Herodes murió no mucho después que Jesús fue llevado a Egipto. Después de la muerte de Herodes, José trajo a Jesús y a María de Egipto a Nazaret, una ciudad en el distrito de Galilea. “Y se levantó y tomó al pequeño niño y a Su madre, y vino a la tierra de Israel. Pero cuando escuchó que Arquelao estaba reinando sobre Judea en vez de Herodes su padre, tuvo miedo de ir allá; y después de ser divinamente instruido en un sueño, fue a las partes de Galilea. Y después de llegar, habitó en una ciudad llamada Nazaret; para que pudiera ser cumplido lo que fue hablado por los profetas, ‘El será llamado un Nazareno.’ ” (Mateo 2:21-23).

 

Este registro bíblico ofrece evidencia definitiva de que el nacimiento de Jesucristo ocurrió un corto tiempo antes de la muerte de Herodes el Grande. A través de los escritos históricos del historiador Josefo, podemos determinar con precisión cuando reinó Herodes y cuando murió. Josefo revela el año específico en que Herodes fue coronado rey en Roma: “...Y así este hombre recibió el reino, habiéndolo obtenido en la Olimpiada número ciento ochenta y cuatro, cuando Cayo Domicio Calvino era cónsul por segunda vez y Cayo Asinio Polion [por primera vez] (Josefo, Antigüedades de los Judíos, 14:14:5).

 

Una Olimpiada dura cuatro años y era contada de Julio a Julio. La Olimpiada numero 184 se extendió desde Julio 1, 44 a.C. hasta Junio 30, 40 a.C. Registros de este periodo muestran que Calvino y Polion fueron cónsules en el año 714 AUC (años desde la fundación de Roma) el cual era el 40 a.C. (Finegan, Manual de Cronología Bíblica, p. 96). Así sabemos que Herodes llegó a ser rey en el 40 a.C. Mientras la Olimpiada se contaba de Julio 1ero hasta Junio 30, el año calendario para los cónsules era contado de Enero 1ero a Diciembre 31. Dado que la Olimpiada numero 184 terminó en Junio 30, 40 a.C., y los cónsules no tomaron oficio sino hasta Enero 1 de ese año, sabemos que Herodes fue hecho rey en algún tiempo durante el período de seis meses desde Enero hasta Junio del año 40 a.C.

 

Aunque Herodes fue coronado en Roma en el año 40 a.C., tres años pasaron antes que él conquistara a Jerusalén y empezara a reinar en esa ciudad: “Cuando el rigor del invierno terminó, Herodes removió su ejército, y se acercó a Jerusalén y hizo su campamento cerca de la ciudad. Este era el tercer año desde que él fue hecho rey en Roma...” (Antigüedades de los Judíos 14:15:14).

 

Mientras Herodes lanzó su ataque en la primavera, no fue sino hasta el verano de aquel año que él fue capaz de tomar la ciudad de Jerusalén. Josefo revela la fecha específica de este acontecimiento: “... porque era tiempo de verano.... esta destrucción le ocurrió a la ciudad de Jerusalén cuando Marcos Agripa y Canninio Galos eran cónsules de Roma, en la Olimpiada numero 185, en el tercer mes, durante la solemnidad del ayuno...” (Ibíd. 14:16:2,4).

 

La Olimpiada número 185 se extendió desde Julio 1, 40 a.C. hasta Junio 30, 36 a.C. Agripa y Galos llegaron a ser cónsules en el 717 AUC, el cual corresponde al año 37 a.C. El ayuno del tercer mes al que Josefo se refiere era el 23 de Sivan, según el calendario Hebreo, el cual era el 22 de Junio en el calendario romano. Herodes completó la conquista de la ciudad de Jerusalén en el verano del año 37 a.C. y empezó a reinar como rey en Jerusalén en aquel tiempo.

 

Josefo provee registros históricos adicionales concernientes al reinado de Herodes que nos permiten determinar el tiempo de su muerte: “... él [Herodes] murió...habiendo reinado desde que había procurado que Antígono fuera asesinado, treinta y cuatro años; pero desde que el había sido declarado rey por los romanos, treinta y siete” (Ibíd. 17:8:1). Josefo registra en otro lugar en el mismo libro que Antígono fue muerto poco después que Herodes había conquistado a Jerusalén (Ibíd. 14:16:4).

 

Conectando la muerte de Antígono con la conquista de Herodes de Jerusalén en el 37 a.C., Josefo confirma que Herodes no reinó en Jerusalén hasta tres años después de su coronación en Roma. Por lo tanto, hay dos métodos de contar el reinado de Herodes el Grande—el método judío, el cual cuenta treinta y cuatro años desde el 37 a.C., y el método romano, que cuenta 37 años desde el año 40 a.C. Ya que el primer año de su reinado es incluido en la cuenta, ambos métodos de contar llegan al año 4 a.C. como el fin del reinado de Herodes. Esta fecha es decisivamente establecida por los registros de la historia como el año en que Herodes murió.

 

El informe detallado de Josefo sobre la muerte de Herodes nos permite establecer con exactitud la época del año. En su cuenta, Josefo registra que Herodes murió después de un eclipse lunar pero antes de la Pascua. Los eclipses lunares que ocurrieron durante este período de historia han sido calculados en el libro Eclipses Solares y Lunares del Cercano Oriente Antiguo por M. Kudler y E. Mickler (publicado por Neukirchen-Bluyn: Verlas Buston & Berker Kevelaer, 1971).

Aquí está una lista de los eclipses lunares:

7 a.C.- Ningún eclipse

6 a.C.- Ningún eclipse

5 a.C.- Eclipse total, Marzo 23 a las 8:30 PM

5 a.C.- Eclipse total, Septiembre 15 a las 10:30 PM

4 a.C.- Eclipse parcial, Marzo 13 a las 2:20 AM

3 a.C.- Ningún eclipse

2 a.C.- Ningún eclipse

 

El primer eclipse lunar durante este período fue un eclipse total en Marzo 23 del año 5 a.C. En este año, la Pascua, Nisan 14, fue observada por los judíos en Marzo 22. Dado que el conteo bíblico de los días es desde la puesta del sol hasta la puesta del sol, el día de la Pascua se extendió desde la puesta del sol en Marzo 21 hasta la puesta del sol en Marzo 22. Ya que el eclipse total que ocurrió a las 8:30 PM en la noche de Marzo 23 fue después de la Pascua y no antes, este no fue el eclipse al que Josefo se refiere en conexión con la muerte de Herodes.

 

El segundo eclipse total lunar durante este periodo tuvo lugar en Septiembre 15, 5 a.C., el cuál fue un día significativo por reconocimiento bíblico. Según el calendario Hebreo, Septiembre 15 era el día 14 de Tishri (el séptimo mes). La luna estaba totalmente en eclipse a las 10:30 PM esa noche, el cual era el principio del día 15 de Tishri, el primer día de las Fiestas de Tabernáculos. Los eclipses totales gemelos de luna del 5 a.C. son tan raros que estas fechas solo ocurren 1 en 2,717 años (Canon de Eclipses Lunares 1500 a.C. – d.C. por Bao-Lin y Alan D. Faila)

 

Registros históricos de la muerte de Herodes revelan el año del nacimiento de Cristo

 

Josefo nos da registros detallados de los eventos que tuvieron lugar antes de la muerte y entierro de Herodes. Estos eventos están listados cronológicamente al final de este estudio del calendario hebreo/romano sincronizado. A los eventos que no tienen fechas específicas en los registros históricos le han sido dados fechas aproximadas, con base en la evidencia que esta disponible en la historia. Este calendario muestra precisamente la secuencia de eventos que tuvieron lugar durante este periodo de tiempo.

 

Josefo relata que poco antes de su muerte, Herodes envió embajadores a Roma. Como se nota en el calendario hebreo/romano sincronizado, esta acción es calculada haber ocurrido durante la semana terminando Agosto 26, 5 a.C. En algún tiempo de la siguiente semana, un grupo de fanáticos irrumpieron en el templo y procedieron a destruir un ídolo de oro que Herodes había levantado sobre una de sus puertas. Herodes supo que Matías, el sumo sacerdote, había provocado a los fanáticos a que tomaran esta acción en la creencia errónea de que Herodes estaba muerto. Herodes castigó a Matías removiéndolo del oficio de sumo sacerdote y quemándolo vivo, como Josefo relata. En sus escritos, Josefo muestra que estos eventos tuvieron lugar en el otoño de ese año y fueron marcados por un eclipse lunar. Josefo da este registro detallado:

 “...él [Herodes] depuso a Matías del sumo sacerdocio, y como resultado de esta acción, hizo a Joazar, quien era el hermano de la esposa de Matías, sumo sacerdote en su lugar. Y ocurrió, que durante el tiempo del sumo sacerdocio de Matías hubo otra persona hecha sumo sacerdote por un solo día, el mismo día el cual los judíos observan como el día del ayuno [el día de Expiación, el día 10 de Tishri del séptimo mes] ‘el gran día de expiación.’ La ocasión era la siguiente: Matías el sumo sacerdote, en la noche anterior del día cuando el ayuno iba a ser celebrado, tuvo un sueño en el  cual tuvo una conversación [relaciones sexuales] con su esposa: y como no pudo oficiar en esta cuenta, José el hijo de Elemos, su pariente, lo asistió en el oficio sagrado. Pero Herodes privó a este Matías del sumo sacerdocio, y [luego] quemó al otro Matías [en Tishri 14], quien había provocado la sedición, con sus compañeros, vivos. En esa misma noche hubo un eclipse lunar” (Antigüedades de los Judíos 17:6:4).

 

Este eclipse fue obviamente un eclipse otoñal, como ocurrió en Tishri, el séptimo mes del calendario hebreo, el cual corresponde a Septiembre/Octubre en el calendario juliano. Como esta documentado en el registro de eclipses lunares por Kudler y Mickler, solo un eclipse otoñal ocurrió durante aquel período de historia. Este fue el eclipse de Septiembre 15, 5 a.C., en la noche comenzando la Fiesta de Tabernáculos—el 15 de Tishri.

 

Josefo registra el decaimiento en la salud de Herodes después de este eclipse otoñal y el estado de locura que precedió su muerte. Poco después de la Fiesta de Tabernáculos, la “destemplanza” de Herodes aumentó y buscó la ayuda de las aguas minerales calientes en Callirrhoe, las cuales estaban ubicadas más allá del Río Jordán. Se ha estimado que él fue allí la semana terminando en Noviembre 4. No hay registro del tiempo que se quedó, pero como su funeral y entierro tuvieron lugar después del invierno, él debió haber permanecido allí aproximadamente ocho o nueve semanas. Luego él fue a Jericó, probablemente llegando en Enero 13. Josefo describe el estado mental deplorable de Herodes en ese tiempo: “... Y llegó de nuevo a Jericó, donde se puso tan colérico, que lo llevó a hacer todas las cosas como un loco; y pensaba que estaba cerca su muerte, él planificó las siguientes ideas malignas” (Ibíd., 17:6:5).

 

Herodes mandó a los hombres principales de su gobierno venir a Jericó, con la intención de hacerlos matar después de su muerte. Es estimado que estos hombres llegaron a Jericó entre Enero 20 al 27. Unos pocos días después, Herodes recibió cartas de Roma traídas por los embajadores que él había enviado. Aunque las noticias fueron buenas y parecieron reanimarlo, él intentó suicidarse poco después de esto. Su intento no fue exitoso, porque fue impedido por Achiabo. En su furia, mandó que su hijo Antipater fuera asesinado, y luego él mismo murió cinco días después. Josefo registra, “Cuando él había hecho estas cosas, murió, el quinto día después que había hecho que Antipater fuera asesinado; habiendo reinado, desde que él había procurado que Antigono fuera asesinado, 34 años; pero desde que fue declarado rey por los Romanos 37" (Ibíd., 17:8:1).

 

Herodes murió 37 años después del tiempo de su coronación en Roma en la primavera del 40 a.C. Aunque su reino comenzó cerca del final de la olimpiada 184 (contada desde Julio 1 hasta Junio 30), este es incluido como el primer año en la cuenta de Josefo. Basado en los registros de Josefo y otra evidencia histórica, la muerte de Herodes se estima haber ocurrido durante la semana que terminó en Febrero 17, 4 a.C.

 

Después de la muerte de Herodes, Arquelao sucedió a Herodes como rey. Él cumplió los deseos de Herodes de un período extendido de luto y un largo funeral antes de su entierro. El tiempo necesario para estas ceremonias era aproximadamente 25 días, no contando Sábados. La cronología de estos eventos está establecido paso a paso en el calendario sincronizado hebreo/romano al final de este estudio. Como esta ilustrado en este calendario, la procesión del funeral terminó su viaje con la llegada del cuerpo de Herodes a Jerusalén en la semana terminando Marzo 24, 4 a.C., en aquel tiempo Arquelao empezó su gobierno en Jerusalén.

 

Los registros de Josefo claramente contradicen la teoría comúnmente aceptada de que el eclipse de Marzo 13, 4 a.C., fue el eclipse que ocurrió antes de la muerte de Herodes. Si Herodes hubiera muerto después de Marzo 13, el período de luto y la procesión del funeral no podían posiblemente haber sido completadas para Marzo 24. Como Josefo muestra, estas ceremonias extendidas empezaron muchas semanas antes del día de la Pascua, y terminaron con el entierro de Herodes en la mitad de la Fiesta de Panes sin Levadura, la cual siguió a la Pascua. Para clarificar más el tiempo del entierro de Herodes, Josefo registra que en aquel tiempo Arquelao mató 3,000 personas quienes habían llenado el área del templo para celebrar la Fiesta de Panes sin Levadura. Esta matanza ocurrió durante la semana que terminaba en Abril 14, 4 a.C., confirmando que el entierro de Herodes tuvo lugar cerca de dos meses después de su muerte.

 

Como esta registrado en el Evangelio de Mateo, Jesús nació en Belén de Judea durante el reinado de Herodes el Grande. Después de Su nacimiento, Jesús fue llevado hacia Egipto y permaneció allí por un periodo de tiempo antes que Herodes muriera. El registro de Mateo de estos eventos indica que el nacimiento de Jesús ocurrió algunos meses antes de la muerte de Herodes. Dado que la muerte de Herodes ocurrió muy temprano en el año 4 a.C.—aproximadamente a mediados de Febrero—es evidente que Jesús nació en algún tiempo durante el año anterior. Así la muerte de Herodes ubica el nacimiento de Cristo en el año 5 a.C. El Evangelio de Lucas provee evidencia adicional que nos permite saber el tiempo específico del año en el cual Cristo nació.

 

Evidencia Bíblica de la temporada en la que Jesucristo nació

 

En su cuenta del nacimiento de Jesucristo, Lucas registra un evento histórico mayor en aquel tiempo. Lucas escribe, Entonces sucedió en aquellos días que un decreto salió de César Augusto de que todo el mundo debería ser registrado. (Este registro ocurrió primero cuando Cireno era gobernador de Siria.) Entonces todos fueron para ser registrados, cada uno a su propia ciudad.” (Lucas 2:1-3).

 

Este decreto de impuestos y censo por César Augusto fue hecho de acuerdo a la costumbre judía, la cual requería que tales impuestos fueran cobrados después de la cosecha de otoño (Vea Diccionario Bíblico de Unger, Cronología, Nuevo Testamento, páginas 199-200). El registro de Lucas de este cobro de impuestos revela que el nacimiento de Jesús tuvo lugar durante el otoño. Cuando combinamos el registro de Lucas con la cuenta de Mateo sobre la muerte de Herodes, es evidente que Jesús nació en el otoño del año 5 a.C.

 

Lucas nos da evidencia adicional de que Jesús nació durante el tiempo de la cosecha de otoño al registrar que no había cuartos disponibles en el mesón cuando José y María llegaron a Belén. La escasez de cuartos fue debida no solo por el cobro de impuestos sino también por los días de fiesta que seguían a la cosecha de otoño. Millares de personas estaban ya en el área de Jerusalén para observar la temporada de  fiestas de otoño. Belén estaba sumamente llena a causa de su proximidad a Jerusalén. Como no hubo cuarto en el mesón, José y María fueron forzados a alojarse en un granero. Jesús nació allí y fue acostado en un pesebre.

 

Además, Lucas deja claro que Jesús no nació en invierno al registrar que los pastores estaban velando sus rebaños aquella noche (Lucas 2:8). Los pastores en esa región de Palestina siempre traían sus rebaños fuera de los campos antes del principio del invierno. Los rebaños nunca eran dejados para pastar en los pastos durante los meses del invierno porque el clima frío le impedía al pasto crecer. Hay mucha discusión en los comentarios bíblicos para aquellos quienes desean estudiar más estos puntos.

 

Registros del ministerio de Juan confirman el nacimiento de Jesús en el otoño del 5 a.C.

 

En su registro sobre el inicio del ministerio de Juan el Bautista, Lucas nos da otra referencia histórica que ayuda a verificar la fecha del nacimiento de Jesucristo: “Luego en el quinceavo año del gobierno de Tiberio César...la palabra del Señor vino a Juan, el hijo de Zacarías, en el lugar desolado. Y él fue a todo el país alrededor del Jordan, proclamando el bautismo de arrepentimiento para la remisión de pecados.(Lucas 3:1-3).

 

Lucas nos dice que Juan el Bautista empezó su ministerio en el año decimoquinto de Tiberio César. Una disputa ha existido sobre cual año del reinado de Tiberio fue contado por Lucas como el año decimoquinto porque los primeros dos años del reinado de Tiberio fueron un co-gobierno con Augusto. Por lo tanto, hay opiniones en conflicto sobre si el registro bíblico incluye el co-gobierno de Tiberio o si cuenta desde el principio de su propio reinado.

 

La disputa es solucionada cuando el registro de Lucas es enlazado con otros registros bíblicos e históricos de esa época. El reinado de Tiberio es firmemente establecido por los registros históricos que datan de la muerte de Augusto. Augusto  murió en Agosto 19, el año en que Sextos Apuleios y Sextos Sillos eran cónsules. El año del gobierno de los cónsules fue el 767 AUC, el cuál era el año 14 d.C. Esta fecha es confirmada por el hecho de que Augusto murió 44 años después de la batalla de Actium, faltándole 13 días (Dio Historia Romana, Loew Ed., Libro LVI:29-30, Vol. 7, págs. 65,69).

 

Josefo registra que la batalla de Actium tuvo lugar durante la Olimpiada número 187 en el séptimo año del reinado de Herodes (Antigüedades de los Judíos, 15:5:1-2; Guerras de los Judíos 1:20:3). La Olimpiada número 187 fue en el período de cuatro años desde Julio 1, 32 a.C. hasta Junio 30, 28 a.C. La batalla de Actium tuvo lugar durante el segundo año de la Olimpiada, el cual fue de Julio 1, 31 a.C a Junio 30, 30 a.C.

 

Este era el séptimo año del reinado de Herodes según el conteo judío, pero el décimo año de su reinado según el conteo romano. Contando hacia adelante 44 años desde la batalla de Actium, la cual terminó en Septiembre 31 a.C, llegamos al año 14 d.C. como el año de la muerte de Augusto.

 

Registros del reinado de Augusto revelan que durante sus últimos años, “...los cónsules provocaron que una ley fuera aprobada...que él [Tiberio] debería gobernar las provincias juntamente con Augusto y mantener los censos con él” (Seutonious, Ed. J.C, Rolfe, LCL, Vol. 1, p.323).

 

Tiberio comenzó su co-gobierno con Augusto en el año 12 d.C., dos años antes de la muerte de Augusto. Contando desde esta fecha, llegamos al año 26 d.C. como el año decimoquinto del reinado de Tiberio y el comienzo del ministerio de Juan el Bautista. Otros registros bíblicos e históricos confirman que Juan el Bautista empezó su ministerio en la primavera del año 26 d.C. y que Jesús comenzó Su ministerio seis meses después en el otoño del año 26 d.C.

 

Mayor evidencia soportando esto se encuentra en el evangelio de Juan, el cual registra las palabras de los judíos en el tiempo de la primera Pascua del ministerio de Cristo. Durante esa temporada de Pascua, los judíos declararon que el templo había estado cuarenta y seis años en construcción (Juan 2:20). Podemos determinar el tiempo de esta Pascua, y el primer año del ministerio de Cristo contando desde el año que la construcción del templo comenzó.

 

Josefo registra que la construcción del templo estaba comenzando durante el año decimoctavo del reinado de Herodes. “Y ahora Herodes, en el año decimoctavo de su reinado [esto es, el decimoctavo en Jerusalén, pero el veintiunavo desde su coronación en Roma]...empezó una obra muy grande, esto es, construir de si mismo el templo de Dios” (Antigüedades de los Judíos, 15:11:1).

 

El año decimoctavo del reinado de Herodes en Jerusalén, el cual era el primer año de la construcción del templo, iba desde el verano del año 20 a.C. hasta el verano del año 19 a.C. Contando hacia adelante, el año cuarenta y seis de construcción iba desde el verano del 26 d.C. hasta el verano del 27 d.C. La única Pascua que ocurrió durante este período fue la Pascua del año 27 d.C.

 

Así, los registros históricos y bíblicos ubican la primera Pascua del ministerio de Cristo en la primavera del año 27 d.C. Dado que Su ministerio comenzó a la caída del año, podemos poner la fecha de Su comienzo en otoño del año 26 d.C.

 

Los registros del Nuevo Testamento del reinado de Tiberio y la construcción del templo por Herodes claramente establecen el año 26 d.C. como el principio de los ministerios de ambos Juan y Cristo. En adición a estos registros de los Evangelios, una profecía en el Antiguo Testamento en el libro de Daniel también soporta el año 26 d.C. como el principio del ministerio del Mesías en la tierra. Daniel recibió esta profecía del ángel Gabriel: “Conoce por tanto y entiende que desde la salida del mandamiento para restaurar y construir Jerusalén, al Mesías el Príncipe, serán siete semanas, y sesenta y dos semanas [es decir, un total de 69 semanas] (Daniel 9:25).

 

Como esta definido por las Escrituras, un día de tiempo profético es un año en tiempo actual (Ezequiel 4:4-6; Números 14:34). Entonces el tiempo total desde el decreto para restaurar a Jerusalén hasta el ministerio del Mesías fue 483 días proféticos (69 semanas X 7 días en una semana) o 483 años en tiempo actual.

 

El decreto para restaurar a Jerusalén fue ordenado a Esdras el sacerdote por el rey Artajerjes de Persia durante el séptimo año de su reinado. Esta evidencia es encontrada en el séptimo capítulo del libro de Esdras: Y [Esdras] vino a Jerusalén en el quinto mes, en el año séptimo del rey…Y esta es la copia de la carta la cual el rey Artajerjes dio a Esdras el escriba, un escriba de las palabras de los mandamientos del SEÑOR, y de Sus estatutos a Israel.” (Esdras 7:8,11).

 

Registros históricos de los reyes de Persia nos permiten saber el año exacto en que Artajerjes ordenó su decreto. Estos registros revelan que Artajerjes comenzó su reinado en Diciembre, 465 a.C., después de la muerte de su padre Asuero. Debido a que no fue un año completo, el año de la subida de un rey no era contado por los  persas. Por eso es que el primer año completo de Artajerjes fue contado desde el 464 a.C. El séptimo año de Artajerjes, en el cual el decreto fue dado, fue el año calendario desde Marzo, 458 a.C. hasta Marzo 457 a.C. (Langer, Una Enciclopedia de la Historia del Mundo, p.17; Horn, Cronología de Esdras Siete, páginas 101-103). Los 483 años de la profecía de las 69 semanas empezaban desde ese año hasta el año 26 d.C.

 

Así es como la fecha es calculada: Se restan 483 años (69 X 7) del año 458 a.C. (el año en que el decreto fue ordenado) y llegamos al año 25 d.C. Añadimos un año para compensar el año de cambio, el cual es numerado como ambos 1 a.C. y 1 d.C. El cálculo correcto nos da el año 26 d.C. en el cual Jesucristo, el Mesías, empezó Su ministerio.

 

Sabiendo que Jesús empezó Su ministerio en el año 26 d.C. nos da una evidencia adicional para comprobar el año de su nacimiento. Lucas escribió que Jesús tenía como treinta años cuando Él fue bautizado al comienzo de Su ministerio: Y el Espíritu Santo descendió sobre El en forma corporal como una paloma…Y Jesús mismo comenzó a tener como treinta años de edad(Lucas 3:22-23).

 

Cuando entendemos que Jesús tenía como treinta años en el otoño del año 26 d.C., es fácil determinar el año en cual nació. Al contar hacia atrás el número de años, llegamos al año 5 a.C. como el año de Su nacimiento. Esta fecha es firmemente establecida por los registros de la muerte de Herodes en el Evangelio de Mateo, y es confirmado por registros adicionales en el Evangelio de Juan y Lucas.

 

El nacimiento de Juan el Bautista

Una clave para el día del nacimiento de Jesucristo

 

En el primer capítulo del Evangelio de Lucas, encontramos un registro detallado de las circunstancias y eventos que precedieron el nacimiento de Jesucristo. En este registro, Lucas revela que la concepción de Jesús por la virgen María ocurrió seis meses después de la concepción de Juan por la tía de María, Elizabeth, la esposa de Zacarías. Zacarías era un sacerdote de Dios quien servia en el templo en Jerusalén.

 

En el principio de su registro, Lucas escribe, Había en los días de Herodes, el rey de Judea, un cierto sacerdote del curso de Abias, Zacarías por nombre…Y sucedió que al cumplir su servicio sacerdotal delante de Dios en el orden de su curso, de acuerdo a la costumbre del servicio sacerdotal, le cayó por suerte quemar incienso cuando entró en el templo del Señor.” (Lucas 1:5,8-9).

 

Zacarías estaba ejecutando sus obligaciones sacerdotales de acuerdo al orden y curso de Abias. Esta información es muy útil al establecer la estructura de tiempo del registro de Lucas. En el antiguo Israel, el rey David dividió las obligaciones de los sacerdotes en veinticuatro cursos, o turnos (I Crónicas 24:7-19). Cada curso o turno estaba asignado a trabajar una semana entera, desde el mediodía del Sábado hasta el mediodía del Sábado (Talmud, Sukkah). El Antiguo Testamento registra la rotación exacta y el orden del tiempo de los cursos sacerdotales, el cual continuó hasta los tiempos del Nuevo Testamento. Zacarías era del curso de Abias, el cuál era el octavo curso o turno en la serie de asignaciones anuales para el sacerdocio.

 

Josefo (reconocido historiador judío) era un sacerdote del primer curso o turno. Josefo confirma que los cursos sacerdotales establecidos por el rey David estaban aun en funcionamiento en los tiempos del Nuevo Testamento. Él registra, “Él [el rey David] los dividió también en cursos...Y fundó [o estableció] de estos sacerdotes, veinticuatro cursos...y ordenó que un curso debía ministrar a Dios ocho días, de Sábado a Sábado...y esta partición ha permanecido hasta este día.” (Antigüedades de los Judíos, 7:14:7). Los registros confirman que los cursos sacerdotales permanecieron en efecto al tiempo de Zacarías y al nacimiento de Jesucristo. Estos cursos indudablemente continuaron hasta que el templo fue destruido en el año 70 d.C.

 

 El Talmud revela que el primer curso sacerdotal o turno, empezó en la primera semana completa del primer mes del calendario Hebreo. El segundo turno trabajaba la segunda semana. Esta rotación continuaba semana a semana a través de todos los veinticuatro cursos. Cada curso sacerdotal servia un turno de una semana dos veces al año. Además, todos los cursos eran requeridos para trabajar durante las tres semanas en el año que coincidían con las tres temporadas de fiestas: Pascua, Pentecostés y Tabernáculos. Así todos los sacerdotes compartían igualmente las responsabilidades  sacerdotales para todo el año.

 

Sabemos que el ángel Gabriel entregó la promesa del nacimiento de Juan mientras Zacarías estaba sirviendo en su curso sacerdotal en el templo. El Evangelio de Lucas revela que Juan nació seis meses antes que Jesús (Lucas 1:35-36). Nuestra inspección de los registros bíblicos e históricos ha establecido que Jesús nació en el otoño del año 5 a.C. De acuerdo con esto, Juan el Bautista nació en la primavera del año 5 a.C. y fue concebido nueve meses antes en el verano de 6 a.C. Conociendo el año en el cual Juan fue concebido nos permite determinar el período de tiempo exacto en el que Zacarías estuvo sirviendo en el templo.

 

En el año 6 a.C., el primer día del primer mes (el mes de Nisan de acuerdo al calendario Hebreo) fue un Sábado semanal. De acuerdo a cálculos que sincronizan el calendario hebreo y el calendario juliano, ese Sábado fue Marzo 20. Proyectando hacia adelante, las asignaciones curso por curso, o semana por semana, fueron: Curso 1, la primera semana; Curso 2, la segunda semana; todos los cursos para la Pascua y Fiesta de Panes sin Levadura, la tercera semana; Curso 3, la cuarta semana; Curso 4, la quinta semana; Curso 5, las sexta semana; Curso 6, la séptima semana; Curso 7, la octava semana; Curso 8, la novena semana; y todos los cursos la décima semana, la cuál era la semana de Pentecostés. (Vea el calendario sincronizado hebreo/romano al final de este estudio).

 

Como Zacarías era del curso de Abias, el octavo curso, él fue asignado las semanas novena y décima desde el principio del año. Estas semanas de servicio eran contadas desde el mediodía del Sábado hasta el mediodía del Sábado. La novena semana fue desde Iyar 27 hasta Sivan 5, lo cual corresponde a Mayo 15 hasta Mayo 22 en el calendario juliano. La décima semana, Sivan 5 hasta Sivan 12, o Mayo 22 hasta Mayo 29, fue la semana de Pentecostés. En algún tiempo durante esas dos semanas, el ángel Gabriel apareció a Zacarías en el templo y profetizó el nacimiento de Juan.

 

Aunque el tiempo exacto de la aparición de Gabriel no esta registrado, es razonable concluir que Gabriel entregó este mensaje de Dios en el día de Pentecostés. El anuncio que la esposa de Zacarías, Elizabeth, tendría un hijo, vino durante las dos semanas en las cuales Zacarías sirvió en el templo, y el día de Pentecostés ocurrió en Sivan 6, en la mitad del período de dos semanas. Dado que el nacimiento de Juan el Bautista era un cumplimiento mayor de la profecía, es apropiado que Dios enviara a Gabriel en un día santo para anunciar la promesa de su concepción a Zacarías.

 

Lucas registra el mensaje del ángel Gabriel a Zacarías en tanto que el estaba ofreciendo incienso: De acuerdo a la costumbre del servicio sacerdotal, le cayó por suerte quemar incienso cuando entró en el templo del Señor. Y toda la multitud de gente afuera estaba orando a la hora de la quema del incienso. Entonces un ángel del Señor le apareció, de pie al lado derecho del altar de incienso. Y cuando vio al ángel, Zacarías fue turbado, y temor cayó sobre él. Pero el ángel le dijo, ‘No temas, Zacarías, porque tu suplica ha sido oída; y tu esposa Elizabeth te dará un hijo, y tu llamarás su nombre Juan. Y él será gozo y júbilo para ti; y muchos se alegrarán con su nacimiento.  Porque él será grande delante del Señor. Y nunca beberá vino o bebida fuerte en ninguna forma, sino que será lleno con el Espíritu incluso desde el vientre de su madre. Y volverá a muchos de los hijos de Israel al Señor su Dios. E irá delante de El en el espíritu y poder de Elías, para volver los corazones de los padres a los hijos, y al desobediente a la sabiduría del justo, para preparar a la gente para el Señor’ ” (Lucas 1:9-17)

 

Como Zacarías no creyó la promesa de Dios, Gabriel pronunció una señal de Dios. Zacarías seria incapaz de hablar hasta que el niño naciera y a el le sería dado el nombre de Juan, el cual Dios había escogido (Lucas 1:13, 19-20). Después de completar su servicio en el templo, Zacarías regresó a su hogar, y Juan fue concebido en los días siguientes. “Entonces sucedió que cuando los días de su servicio fueron cumplidos, él salió a su casa. Y después de esos días, Elizabeth su esposa concibió, pero se escondió a si misma por cinco meses…” (Lucas 1:23-24).

 

El registro del Evangelio indica que Elizabeth llego a quedar embarazada un poco tiempo después de que Zacarías regresó a su casa. Dado que él regresó en Mayo 29, es razonable asumir que ella quedó embarazada entre Mayo 30 y Junio 12 (Sivan 13-26) del año 6 a.C. Este tiempo estimado permite un periodo de concepción de dos semanas.

 

Lucas fue inspirado a registrar que Elizabeth estaba en el sexto mes de su embarazo cuando la virgen María fue milagrosamente fecundada por medio del poder del Espíritu Santo y concibió a Jesús: Ahora he aquí, Elizabeth tu parienta también ha concebido un hijo en su edad vieja; y este es el sexto mes para ella quien era llamada estéril. (Lucas 1:36). Basado en el tiempo estimado de concepción, el sexto mes del embarazo de Elizabeth fue en Noviembre/Diciembre según el calendario Romano.

 

Lucas da detalles adicionales que indican que María quedó embarazada durante las últimas dos semanas del sexto mes de Elizabeth. A María le fue dicho por el ángel Gabriel que Elizabeth ya estaba en el sexto mes de su embarazo. María entonces visitó a Elizabeth y permaneció con ella casi tres meses (Lucas 1:39-40, 56). Un poco después que María se fue, Elizabeth llegó a su período de nueve meses, y Juan nació en algún tiempo entre Adar 19 y Nisan 3, o sea Febrero 27 y Marzo 11, en el año 5 a.C.

 

Como esta ilustrado por el calendario hebreo/romano sincronizado al final de este estudio, el período probable de concepción de María coincide con las últimas dos semanas del sexto mes del embarazo de Elizabeth. Aquel período de dos semanas ocurrió en Keslev 17-30, o sea Noviembre 28 - Diciembre 11. Proyectando hacia adelante nueve meses desde el tiempo estimado de la concepción de María, llegamos al periodo de dos semanas en el cual Cristo probablemente nació. Este período de dos semanas ocurrió en Elul 24- Tishri 8, o sea Agosto 27 - Septiembre 9. Como el calendario hebreo/romano sincronizado muestra al final de este estudio, la Fiesta de Trompetas fue en medio de este período de dos semanas.

 

Muchos pasajes en la Biblia muestran que la Fiesta de Trompetas simboliza la segunda venida de Jesucristo. El Día del Señor y las trompetas de los ángeles en el libro de Apocalipsis claramente proyectan este simbolismo y significado. ¿Acaso no es razonable concluir que Dios también escogió la Fiesta de Trompetas como el día del nacimiento de Jesucristo? El apóstol Pablo revela que el nacimiento profetizado de Jesucristo fue cumplido en un tiempo establecido. Pablo escribió, “Pero cuando el tiempo del cumplimiento vino, Dios envió a Su propio Hijo, nacido de una mujer…” (Gálatas 4:4). Mientras los Evangelios no revelan el día específico, el nacimiento de Jesucristo en la Fiesta de Trompetas estaría en armonía con el gran plan de Dios el cual esta representado a través de Sus días Santos anuales.

 

Aunque las Escrituras no registran la fecha exacta de Su nacimiento, la evidencia bíblica e histórica deja muy claro que Jesucristo no nació en la mitad del invierno o primavera. Toda la evidencia claramente apunta al período de dos semanas alrededor de la Fiesta de Trompetas, en el otoño del 5 a.C., como el tiempo en el cual Jesucristo nació. Los cristianos profesantes de hoy necesitan abrir sus ojos a esta verdad y rechazar su creencia de que Jesús nació el 25 de diciembre. La observancia de la Navidad ni honra a Jesucristo ni conmemora Su nacimiento. De hecho, las festividades tradicionales que son observadas cada año en el tiempo de Navidad son una continuación de las costumbres paganas antiguas que ningún verdadero cristiano debería practicar (Deuteronomio 12:29-32, Jeremías 10:1-8). Estas tradiciones, como otras tradiciones religiosas de este mundo, no son ni agradables ni aceptables a Dios (Marcos 7:6-9), y aquellos quienes las practican deshonran a Dios el Padre y a Jesucristo.

 

El calendario calculado hebreo con el calendario juliano romano

 

Este calendario hebreo/juliano ilustra el periodo de tiempo desde Marzo 6 a.C a Abril 4 a.C. la secuencia de los eventos escriturales, históricos y astronómicos plasmados en este calendario revelan el día, año y estación reales mas aparentes del nacimiento de Jesús. Nota: Haga click en el link Calendario Calculado Hebreo-Romano y luego click en la lupa para ampliar. Las columnas se leen de izquierda a derecha.